irrigador dental irrigador bucal

comprar-losmejores.com » irrigador dental

Los mejores irrigadores dentales que puedes comprar en 2020 para cuidar tu boca

  • El mejor irrigador dental del mercado de los principales fabricantes ha sido puestos a prueba en esta comparativa en función de su calidad/precio, características y uso.
  • Encontrarás el modelo más destacado de irrigador bucal que puedes comprar de marcas como: Oral-B, Waterpik Philips o Panasonic, entre otros, para cuidar tu salud bucodental.

Cuidar la higiene bucal no solo se trata de una parte de la higiene personal orientada a preservar en buen estado la boca por mero fin sociológico.

Se trata de un hábito saludable e imprescindible que, además de a tu imagen, puede afectar de manera grave y a largo plazo a tu cuerpo y a tu salud.

Esta selección del mejor irrigador dental incluye nuestra experiencia de uso, opiniones de compradores y de la OCU.

Aunque seguramente solo hayas usado un cepillo gran parte de tu vida, habrás tenido la oportunidad de añadir a este el uso de hilo dental, cepillos interdentales y hasta un irrigador dental.

Lo que en un comienzo puede parecer engorroso, a largo plazo puede ahorrarte disgustos y problemas de salud.

Esto no significa que sustituya al dentista y te haga prescindir del seguimiento del estado de tu boca. Se trata de una herramienta más a tu servicio para cuidar tu salud oral.

El mejor irrigador dental según su característica principal

¿Cuáles son los irrigadores bucales más populares del mercado?

  • Waterpik WP-100.
  • Oral-B PRO 3000 + Oxyjet.
  • Philips Sonicare Airfloss Ultra HX8432/03.
  • Waterpik WP-662.
  • Waterpik WP-861.
  • Waterpik Traveler WP 300.
  • Panasonic EW1611.
  • Oral-B PRO 2000 + Oxyjet.
  • Oral-B Waterjet.

COMPARATIVA

Waterpik Traveler WP 300

Ideal si te vas de viaje, de vacaciones o tienes poco espacio en casa.

Mejor irrigador portátil Waterpik Traveler WP 300

Dada su faceta portátil, este irrigador dental dispone de un depósito de agua de menos de medio litro. También presenta más potencia que los irrigadores similares de la competencia.

Ahora bien, si todo se reduce a una cuestión de tamaño, el irrigador bucal Panasonic EW1411 es aún más compacto; pero a cambio presenta un depósito de 130 ml y precio más elevado.

Opinión de los compradores

Marc Llorens comenta que este irrigador dental “cumple totalmente las expectativas de su función, es pequeño pero tanta potente como los grandes”.

Si bien, le encuentra un “único defecto: que no haya un interruptor de encendido y apagado en el mando, ya que a aveces se hace difícil apagar el flujo del agua”.

Lo mejor

  • Potencia.
  • Precio y tamaño.

Lo peor

  • Depósito de agua

Waterpik WP 861

Una estación de limpieza todo en uno, con irrigador y cepillo eléctrico para tener todo ordenado.

Mejor irrigador de viaje con cepillo integrado Waterpik WP 861

La revisión del WP 900 resulta en un irrigador dental compacto con una capacidad de 650ml, 10 velocidades y 5 cabezales.

Además, su tamaño le hace prescindir del compartimento para guardar los cabezales que incorpora el WP900.

Una de las ventajas de este tipo de irrigador es que gracias al cepillo dental Waterpik incluido, y a sus 3 modos de acción, podrás limpiar, blanquear y masajear la boca.

Asimismo, sus 31.000 pulsaciones por minuto, movimiento vertical y autonomía para dos decenas de cepillados lo convierten en el mejor aliado de tu higiene bucal.

Puedes usar cualquiera de los dos cabezales que incluye, y guiarte por el temporizador para saber el tiempo que estás en cada zona. También dispone de un estuche de viaje.

Opinión de los compradores

Alberto V. señala: “mi dentista me recomendó un irrigador para limpiar a fondo mis implantes y encontré el Waterpik wp861. Realmente me ha sorprendido porque hace una limpieza profunda de tus dientes”.

En cuanto al uso, incide en que “al principio produce un cosquilleo en las encías un poco desagradable, pero te acostumbras rápido y, a cambio, la limpieza es total ya que el cepillo se mueve con vibraciones verticales, que es lo que recomiendan los dentistas”.

Lo mejor

  • Potencia y orden en un mismo espacio.
  • Incluye estuche de viaje.

Lo peor

  • El depósito de agua solo abarca una limpieza.

Waterpik WP-100

El mejor modelo en calidad/precio también permite guardar varios cabezales.

Mejor irrigador calidad/precio del mercado Waterpik WP-100

Aunque el irrigador dental THZY es más competitivo en precio y cuenta con un esterilizador UV, el modelo de la firma china es menos conocido entre los usuarios pese a ocupar un lugar destacado entre los más vendidos de Amazon.

Podio que ostenta el modelo Waterpik WP 100 por razones evidentes. Y es que a su depósito de 650 ml con tapa y compartimiento para guardar 4 cabezales se le adhieren 10 niveles de potencia de chorro.

Asimismo, incorpora 7 cepillos: 2 de uso diario, uno especial para ortodoncia, uno para la lengua, un interdental y otro para las bolsas periodontales.

Opinión de los compradores

Saicam reconoce que “lo uso todas las noche con agua templada y me va genial, ya que te limpia entre los dientes de maravilla, pero hay que tener voluntad de usarlo todas la noches”.

Aunque advierte que la tenacidad tiene su recompensa, ya que “si te acostumbras a ello es genial, te deja los dientes súper limpios”.

Lo mejor

  • Tamaño, potencia y versatilidad perfectos.

Lo peor

  • Precio algo elevado, pero justificado.

Sowash Waterjet

Práctico, pequeño y manejable. Solo le falta un kit de instalación para esos viajes fuera de casa.

Mejor irrigador conectado al grifo Sowash Waterjet

Este irrigador dispone de un conector para enchufarlo al grifo, y un tubo flexible que finaliza en la boquilla. Además, incorpora un depósito para gel limpiador.

A diferencia de los otros modelos, es práctico, silencioso y sostenible. También es más económicos y permite llevarlo de viaje hasta en una mochila o en el bolso.

Su única debilidad respecto al resto de irrigadores dentales es que no gestiona la presión con la misma precisión. Tampoco te permite regularla, aunque sí es compatible con múltiples cabezales.

Opinión de los compradores

Abel Bartolomé comenta que “es justo lo que buscaba, algo que no consumiese, que no hiciera ruido y fuese muy pequeño”.

En cuanto a las ventajas de su conexión con el grifo, señala que te permite “regular la tempeartura del agua, que se agradece mucho cuando alguna encía está irritada.
Eso sí, hay que cambiar la boquilla del grifo y poner la que trae el kit, ya que no es un sistema portátil”.

Lo mejor

  • Es cómodo, regulable y fácil de transportar.

Lo peor

  • Puede resultar algo engorroso ponerlo en un grifo fuera de casa.

Oral-B Waterjet

La elección ideal para aquellos que tengan que cuidar unas encías más sensibles.

Mejor irrigador bucal para encías sensibles Oral B Waterjet

Se trata de uno de los modelos más básicos de la firma, por lo que su precio se ajusta a cualquier presupuesto.

Como su chorro es de menor potencia que otros modelos, hace de este irrigador el más idóneo para los que padecen exceso de sensibilidad en las encías. Eso sí, la limpieza será algo escasa para aquellos que no sufran de este contratiempo.

Dispone de 5 niveles de presión de chorro, depósito es de 600 ml y funciona conectado a la corriente eléctrica.

Opinión de los compradores

Silvia cuenta que su experiencia de uso es satisfactoria, ya que el irrgador dental “funciona perfectamente y con la fuerza 3 ya tengo suficiente, llega hasta 5 pero a partir del 3 me resulta molesto”.

Respecto al repositorio, Silvia incide en que “sirve para limpiar todos los dientes, no es necesario rellenar porque da tiempo a hacerlos todos —y se puede poner con agua templada—. También se pueden añadir colutorios o lo que se quiera al agua para un mejor sabor”.

Lo mejor

  • Potencia ideal para encías sensibles.
  • Admite el uso de colutorios.

Lo peor

  • Si no padeces de encías sensibles, su potencia será algo escasa.

Guía de compra de irrigadores dentales

A la hora de adquirir un irrigador dental hay que evaluar su capacidad —especialmente si sois varias en casa—, la comodidad de llevrlo de viaje —si viajas mucho— o la presión —en caso de encías sensibles—.

También es esencial ponderar el precio que estás dispuesto a pagar, partiendo de que por debajo de 40 euros se encuentran los modelos más baratos del mercado en cuando a irrigadores bucales se refiere.

¿Qué es y para qué se utiliza un irrigador dental?

Un irrigador dental es un agregado al cepillado. Presenta un uso sencillo y seguro, que puede funcionar conectado a la corriente o de manera autónoma con una batería.

Realizan una labor similar al de la seda dental. Ahora bien, si el espacio interdental impide que el agua penetre bien, no se podrá sustituir el hilo dental. No por ello significa que el irrigador carezca de utilidad en el resto del diente.

En cuanto a su mecanismo, el irrigador dental toma agua del depósito o directamente del grifo, según el modelo, y mediante una bomba eléctrica transporta el agua hasta el cabezal.

¿Por qué usar un irrigador bucal? Beneficios de uso

Además del cepillado y del uso del hilo dental, no siempre puedes realizar una limpieza en profundidad. Ese ese momento en el que entra en juego el irrigador dental.

Este aparato ayuda a eliminar lo que las otras dos herramientas de higiene no pueden. Previene las caries, la halitosis y las enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis que provocan el deterioro de las encías.

Eso sí, no sustituye a la limpieza profesional de un dentista, que ayuda a eliminar el sarro acumulado. Si bien, retrasa la salida de este al masajear las encías ejerciendo presión en ellas.

Y es que el sarro es una solidificación de la placa bacteriana supragingival acumulada, por lo que es necesario acudir a un especialista para quitarlo.

De esta manera, el uso de un irrigador dental previene que la situación se agrave al combatir la placa subgingival que se acumula en los surcos y bolsas periodontales.

El paso previo a otros problemas que, en casos extremos, pueden desembocar en la pérdida del diente.

Por otro lado, un irrigador bucal también fortalece las encías al masajearlas con mayor presión de cara a estimularlas. Eso sí, en caso de albergar aftas o heridas abiertas en la boca, su uso no es recomendable.

¿Cómo usar un irrigador oral correctamente?

Al acabar la limpieza bucal con el cepillo y el hilo dental, es el momento de utilizar el irrigador. Llena su depósito o conéctalo al grifo, según el modelo. También puedes diluir colutorio o enjuague bucal sin alcohol.

A la hora de usarlo, lo idóneo es subir la presión gradualmente, ya que cada persona tiene una sensibilidad diferente. Por supuesto, si es la primera vez que lo usas, deberás escoger la boquilla que mejor se adapte a tu boca y a tu dentadura.

Al igual que el cepillado, la limpieza con el irrigador debe extenderse durante 2 minutos, para lo que requerirás en torno a 600 mililitros de agua. 

Claro que debes ser cuidadoso y encaramarte al lavabo si no quieres que la presión del agua salpique y manche todo el baño. Tampoco te olvides de vaciar el depósito de tu irrigador tras haber acabado la limpieza.

Irrigadores dentales para niños

Existen muy pocos específicos para niños, por lo que lo mejor es optar por una presión más baja en cualquier modelo que ya estés usando, pero bajo supervisión adulta.

Se trata, además, de una forma divertida para ellos en lo que respecta a cuidar su higiene bucodental.

De esta manera, será más fácil que desarrollen un hábito saludable y que con el tiempo les cueste menos usar el cepillo por su cuenta.

¿Irrigador Waterpik o irrigador Oral B?

La potencia de los irrigadores Waterpik es ligeramente superior a la de los modelos de Oral B. una afirmación que se desprende de las múltiples opiniones de los usuarios que han utilizado ambas marcas.

Esto lo afirman a consecuencia de la cantidad de restos de alimentos que arrastran.

Esto convierte a los irrigadores Oral B en la opción más recomendable en el caso que tengas encías extremadamente sensibles.

Beneficios de usar un irrigador dental

Una dentadura sana y libre de la placa bacteriana (biofilm bucal) requiere una correcta higiene bucal que va más allá hasta de los cepillos interproximales.

El chorro a presión de agua es una manera más precisa de limpiar el borde de las encías o el área interdental, prevenir la descalcificación de la superficie del esmalte, la halitosis, o mal aliento, y la gingivitis, que se manifiesta en sangrado e inflamación.

También se complementa muy bien con aparatos de ortodoncia, aparatología fija como los brákets, coronas, puentes, fundas y otros implantes dentales.

Irrigador dental con ortodoncia o implantes

Una ortodoncia acarrea la obligación de tener una excelente higiene bucal, ya que estos aparatos no congenian bien con los cepillos.

De esta manera, el chorro del irrigador ayuda a limpiar entre los dientes y a eliminar los restos de comida de la ortodoncia, especialmente la que se acumula entre los brackets.

En el caso de los implantes, eliminar la placa bacteriana diariamente es esencial para evitar infecciones o inflamaciones, los conocidos flemones, y que a larga supongan un perjuicio mayor para salud.

1 comentario en “Irrigador dental”

Deja un comentario