Mejores exfoliantes faciales calidad/precio de 2021
Comparativa, guía de compra y opinión de la OCU

Marcas y modelos más populares
[Marzo 2021]

comprar-losmejores.com » Exfoliante facial

  • Los mejores exfoliantes faciales son comparados por sus características, uso y calidad/precio, teniendo en cuenta la opinión de los usuarios y otros expertos.
  • Clinique 17115 es el mejor valorado por la la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) en 2021 del mercado e ideal para pieles grasas.

A la hora de adquirir exfoliantes faciales tendrás muchas preguntas sobre cuál es el modelo que más se adapta ti. Si dudas qué exfoliante facial comprar, establece un presupuesto, revisa las ofertas, las valoraciones de usuarios o características, y lee guías de compra.

Esta selección del mejor exfoliante facial calidad/precio incluye nuestra experiencia, la de usuarios y de la OCU.

En Comprar-losmejores.com hemos ordenado el mejor exfoliante facial calidad/precio para ti según rango de precio.

ÍNDICE DE CONTENIDOS

COMPARATIVA

Exfoliantes faciales más populares en Amazon

ANÁLISIS

Los 10 mejores exfoliantes faciales calidad/precio del mercado

Mejor exfoliante facial L’oreal

No products found.


Mejor exfoliante facial para hombres

No products found.


Mejor Crema exfoliante facial renovadora para Hombres

No products found.


Mejor Exfoliante Facial Natural de Crema de Coco y Sal del Mar Muerto

No products found.


Mejor Exfoliante facial y corporal de Sales del Mar Muerto

No products found.


Mejor exfoliante Fisiológico

No products found.


Mejor Jabón para exfoliación multifuncional de ácido salicílico

Jabón exfoliante con ácido salicílico poro exfoliante, lucha contra el acné, piel...
  • Exfoliante de poros, lucha contra el acné, piel suavizante, antimanchas, elimina las verrugas
  • Especialmente formulado para suavizar los callos y alisar la piel áspera.
  • Ayuda a prevenir las manchas de acné al destapar la piel congestionada.
  • Revitale Salicylic Acid Scrub Soap contiene granos de albaricoque que trabajan con el jabón para limpiar a fondo los aceites y las toxinas...
  • Deja la piel sintiéndose completamente limpia, sin aceite y refrescada.

Mejor exfoliante para pieles grasas

No products found.


Mejor Mascarilla facial exfoliante

No products found.


Mejor exfoliante facial del mercado

NIVEA Clean Deeper Gel Exfoliante Diario (1 x 150 ml), gel antibacteriano con ácido...
  • Gel purificador de cuidado facial limpia en profundidad los poros, suaviza la piel del rostro y ayuda a prevenir las impurezas
  • Piel grasa y mixta: ayuda a reducir el exceso de sebo y purifica la piel mixta y con tendencia acneica para que esté limpia y suave
  • Con extracto natural de magnolia y ácido láctico, este gel facial antibacteriano desobstruye los poros y previene los puntos negros
  • Apto para el uso diario, este exfoliante para cara contiene finas partículas exfoliantes que matizan la piel para que no tenga brillos
  • Contenido del envío: NIVEA Clean Deeper Gel Exfoliante Diario, 1 x 150 ml

Otros modelos interesantes dentro del catálogo de exfoliante facial

A la espera de novedades

GUÍA

Guía de compra de exfoliantes faciales

A la hora de adquirir el mejor exfoliante facial para ti, tienes que evaluar no solo sus características, sino analizar concienzudamente si estas se adaptan a tu estilo de vida y necesidades.

Como sabemos que hay muchos factores que influyen en la decisión, además del precio, te desgranamos qué vas a encontrar y cómo se puede adaptar cada especificación a tu uso.

Criterios de compra

Hay exfoliantes faciales que resultan muy económicos y también hay otros que son muy caros. Lo cierto es que el precio no suele ser garantía de nada. Es importante tener en cuenta ciertos criterios más allá de los económicos a la hora de escoger un producto u otro, además de, por supuesto, leer opiniones de personas que ya los hayan utilizado antes.

  • Tu tipo de piel
  • Tamaño de las partículas
  • Material de las partículas
  • Ingredientes
  • Tipo de exfoliante

Tu tipo de piel

Actualmente la tendencia es la personalización de los tratamientos estéticos. No todos requerimos la misma rutina de belleza y hemos de adquirir productos en función de nuestras necesidades. Una evaluación del estado del rostro nos permitirá saber qué tipo y frecuencia de exfoliación será la más conveniente para nuestro caso:

Tipo de pielCaracterísticas
Piel normalUna piel normal puede usar prácticamente cualquier tipo de exfoliante con una frecuencia de entre una y dos veces por semana.
Piel secaLas pieles secas agradecerán el uso de exfoliantes ricos en principios hidratantes, como el aceite de Jojoba.
Piel mixtaLa piel mixta requiere hidratación, como la piel seca, pero también una limpieza de arrastre, como la piel grasa.
Piel grasaLa piel grasa debería evitar exfoliantes muy aceitosos y optar por productos refrescantes, que exfolien la piel en profundidad y eliminen las impurezas y los puntos negros.
Piel sensibleLas personas con piel sensible deben optar por exfoliantes con partículas muy finas, hidratantes, y espaciar las aplicaciones al máximo.
Piel seca

La piel seca necesita una hidratación profunda diaria, por la mañana y por la noche, para evitar resecarse y la aparición prematura de arrugas. Suele ser una piel bonita pero que debe cuidarse mucho para que no se estropee.

Es muy importante elegir el exfoliante facial adecuado, ya que la mayoría podrían resecar todavía más este tipo de dermis.

Recomendamos usar un exfoliante enzimático poco agresivo como, por ejemplo, la piña.

  • Podemos usar un trozo o bien la parte interior de la cáscara cuando la pelemos.
  • Es posible que notemos un poco de picor si tenemos alguna herida o poro abierto.
Piel grasa

A las personas que tienen la piel grasa les conviene mucho usar un exfoliante facial una vez por semana e incluso notarán sus efectos al momento, ya que la piel quedará suave y sin brillos.

  • El exfoliante que mejor elimina la grasa es la sal marina que, en el caso del cutis, recomendamos usar en granulado fino. Si fuera para el cuerpo sí que podríamos usar sal gruesa.
  • La sal limpia en profundidad, a la vez que aporta minerales y oligoelementos a nuestro cutis.
Piel mixta

La piel mixta, que se caracteriza por presentar zonas secas y otras grasas, requiere un exfoliante facial neutro que nos ayude a equilibrar el sebo pero sin resecar el cutis.

  • El producto más adecuado es el azúcar. Podemos usar azúcar integral de caña de textura fina y combinarlo, si lo deseamos, con unas gotas de aceite de coco virgen extra.
Piel sensible

Con la piel sensible sucede lo mismo que la piel seca. Necesitan exfoliaciones puntuales, no demasiado frecuentes, pero con los productos adecuados.

  • En este caso optaremos por otra opción enzimática, gracias a las increíbles propiedades del tomate para la piel.
  • Es, además, muy adecuado para cuando sufrimos quemaduras en la piel.
Piel madura

La piel madura suele sufrir la aparición de arrugas y manchas, las cuales deben combatirse con exfoliaciones que potencien la regeneración de las capas externas de la piel.

De este modo conseguiremos una piel más firme, homogénea y luminosa.

  • Para exfoliar la piel madura recomendamos machacar semillas de uva, las cuales son ricas en resveratrol, uno de los antioxidantes más potentes que existen.
  • Podemos incluso dejarnos las semillas durante unos minutos sobre el rostro para conseguir así una exfoliante mascarilla rejuvenecedor.
Piel con acné

La piel con acné requiere un exfoliante medio que ayude a alcalinizar el pH de la piel y a combatir la sobreinfección. La solución la encontramos en el bicarbonato de sodio.

Podemos añadir unas gotas de aceite esencial de árbol de té para multiplicar sus beneficios.

Esperamos que hayas dado con el exfoliante facial que sea mejor para tu tipo de piel y que te aproveches de todos sus beneficios. Disfruta de un cutis mucho más luminoso, hidratado y purificado.

Tamaño de las partículas

Los exfoliantes que podemos encontrar en el mercado tienen partículas de distintos tamaños. Por un lado, los hay con partículas muy pequeñas que pueden usarse prácticamente a diario y que son aptos para pieles muy sensibles. También los hay con partículas mayores ―y de más dureza― que no deben usarse más de una vez por semana en pieles resistentes.

Al adquirir un exfoliante facial debes tener en cuenta tanto tu tipo de piel como el uso que pretendes darle, para así comprar uno cuyas partículas tengan el tamaño y la dureza idóneos para ti. Ante la duda, siempre es mejor «quedarse corta», puesto que un exfoliante de partículas demasiado grandes puede resultar demasiado abrasivo en una piel sensible.

Material de las partículas

Las partículas de los exfoliantes pueden ser plásticas o naturales ―de huesos de frutas, por ejemplo―. Como los sistemas de filtrado son incapaces de frenar partículas tan minúsculas, cuando usamos un producto exfoliante con microplásticos, estos se van por el desagüe, y terminan en ríos, lagos y mares, donde entran en la cadena alimenticia de los animales.

Dado que los microplásticos suponen un problema medioambiental grave hoy en día, creemos que un criterio importante a tener en cuenta cuando vayas a comprar un exfoliante facial es la composición de las partículas que lo forman. En el mercado hay multitud de opciones cuyas partículas exfoliantes son de origen natural y biodegradable.

Ingredientes

Es siempre importante leer atentamente los listados de ingredientes de los productos cosméticos que compramos. En el caso de los exfoliantes mecánicos, las partículas abrasivas pueden ser extractos naturales micronizados ―como huesos de melocotón o albaricoque, semillas o cera de abeja―, tener origen mineral ―microcristales― o ser microbolitas de plástico.

También hay que tener en cuenta la sustancia en la que estas partículas están suspendidas, dado que puede ser jabonosa o no, hidratante o no, etcétera. Nuestra recomendación es que optes por exfoliantes con ingredientes tan naturales como sea posible y que, si tienes la piel sensible, evites a toda costa los productos demasiado perfumados.

Tipos de exfoliantes

Gommage

Estos exfoliantes se caracterizan por una textura granulada que, al frotarse contra la piel mediante un masaje, provoca la eliminación de las células muertas.

Los podemos utilizar solos o bien mezclarlos con otros ingredientes más cremosos como, por ejemplo, gel de aloe vera o aceites vegetales.

Químico

El exfoliante químico actúa por medio de ácidos. Dentro de esta categoría se incluyen los más suaves y naturales, que son los que se producen mediante las enzimas de frutas y hortalizas.

Para usarlos deberemos aplicarnos el ingrediente en cuestión en el cutis, dejar unos minutos que se seque y aclararnos la cara con agua.

Ambos tipos de exfoliantes son efectivos y nos ofrecen diferentes alternativas para cada tipo de piel.

A pesar de esto, recomendamos evitar siempre los exfoliantes químicos no naturales que podemos comprar como productos de cosmética convencional pues son perjudiciales para nuestra piel.

¿Por qué usar un exfoliante facial?

Las células superficiales de la piel se renuevan por completo cada 28 días, aproximadamente. No obstante, es casi imposible que este proceso se lleve a cabo de forma uniforme ―hay muchos factores que influyen, como la alimentación, los hábitos o la edad―. Un exfoliante facial ayuda al rostro a completar esta tarea y a que el resultado sea homogéneo.

Más adelante hablaremos del tema de la frecuencia, pero todo el mundo debería exfoliarse la cara al menos una vez por semana. Según Mary P. Lupo, médica de la Academia Americana de Dermatología, «la exfoliación puede mejorar el aspecto de la piel y potenciar la efectividad de tratamientos tópicos». ¿Quieres aún más motivos para incluir el exfoliante en tu rutina?

  • Potencia la renovación celular: Que va ralentizándose con los años.
  • Circulación: El masaje con el que se aplican mejora la circulación del rostro.
  • Aporta brillo a la piel: Homogeniza el tono de la cara.
  • Limpia las impurezas: Además desobstruye los poros y mejora el estado del acné.
  • Tonifica la piel del rostro: Y potencia la absorción de otros productos tópicos, como mascarillas hidratantes.

¿Con qué frecuencia es recomendable exfoliarse el rostro?

  • Pieles grasas y secas: una o dos veces por semana
  • Pieles sensibles: una vez cada 15 días.

Preguntas frecuentes

¿Qué pasa si no me exfolio correctamente la piel de la cara?

El error más importante en el que puedes incurrir al exfoliarte el rostro es hacerlo con demasiada frecuencia o con demasiada brusquedad. En caso de que notes inflamación o zonas enrojecidas, es posible que necesites espaciar más las exfoliaciones o probar con un producto más suave con tu tipo de piel. También puedes optar por exfoliantes con ingredientes hidratantes.

Una exfoliación incorrecta puede enrojecer el rostro, provocar descamación o incluso crear un brote de acné ―comentaremos este último problema a continuación―. Es muy importante que sigas las instrucciones del fabricante y que dejes de usar el producto o espacies sus aplicaciones en caso de que notes alguno de los efectos adversos que acabamos de mencionar.

¿La exfoliación facial puede provocarme un brote de acné?

Aunque la exfoliación mejora tanto el acné como los puntos negros, una exfoliación excesiva puede tener precisamente el efecto contrario. Asimismo, si te estás exfoliando el rostro por primera vez también puedes notar un brote de acné inicial que se desaparecerá en pocos días. Es normal y forma parte del proceso de limpieza de la piel en profundidad.

En cualquier caso, ante la aparición de un brote acneico debes optar por espaciar la exfoliación y quizá probar con un producto más suave, con partículas de menor tamaño o principios hidratantes. Recuerda que el acné en la zona de la mandíbula y barbilla suele deberse a causas hormonales y no tiene por qué estar relacionado con tus rutinas de belleza.

¿Es mejor exfoliarse el rostro por la mañana o por la noche?

De preguntarles a un equipo de dermatólogos si es mejor exfoliarse el rostro por la mañana o por la noche, probablemente terminarían empatados. Ambas opciones tienen sus ventajas y estas varían entre sí. El punto en común es que la exfoliación siempre debe ser suave con la piel y realizarse con partículas de tamaño pequeño o medio, para evitar los microcortes en la piel.

Por la noche se puede usar un producto ligeramente más abrasivo, que prepare el rostro para la absorción de otros tratamientos de belleza. Por la mañana, podemos optar por una exfoliación especialmente delicada que nos aporte brillo y un aspecto descansado a la piel. Lo ideal es que introduzcas la exfoliación en tu rutina de belleza de la forma más cómoda para ti.

Deja un comentario